14 jun. 2019

Elementos de psicomotricidad

Sé que nada tiene que ver con la poesía. Pero por ahí, alguien lee y tiene algún problema al respecto. Hace tiempo me dedico a pensar cómo ayudar a los niños o adultos con problemas de motricidad o desarrollo cognitivo o motor, por eso, este post.
Descubro muchos problemas en la adquisición de las nociones derecha izquierda, arriba-abajo en los niños. En estos tiempos de lluvia, pensé en cómo estimularlos, de allí, máquina de coser, fieltro y un poquito de ganas. Comparto dos de ellos, el primero lo llamé "El Telar", agiliza la motricidad fina (no sólo para los niños, también puede ser utilizado para adultos que han sufrido por ejemplo un ACV). El otro, "Manos que suman", es para los niños de preescolar. También para que reconozcan derecha/izquierda. No duden en preguntarme si tienen alguna duda. Gracias!!

1 jun. 2019

Vestigios

Algo queda de todo, algo siempre queda
es imposible desmentir las huellas en la piedra
tu canción, rumor de hojas cayendo en mi selva
Cada tanto, el viento insiste en traerme una voz oculta, 
alguien dice mi nombre, creo que es tu voz,
 hasta que distingo al silencio hablando del ayer.
Por eso, deja de esconderte. No es necesario.
 Hace tiempo que mi pecho no se extiende al pensarte
No rompe en mí la ola de tu recuerdo,
ni dibujo un corazón en el café.
Ya no te presiento...

27 may. 2019

¿POR QUÉ HAY TANTOS BODRIOS EN EL CINE?

Fin de semana, día lluvioso, ideal para ver una película que se estrena esta semana... Me digo: “Bueeeno, voy a ver de qué se trata”, pasa la hora y el protagonista va de un lugar a otro, sin emitir palabra, mira debajo de las mesas, no encuentra nada.Camina quince minutos por un lugar sombrío en silencio. Sin ninguna expresión en el rostro. Fin de la historia. Y me voy del cine con bronca, me hubiera quedado en casa haciendo mis cuadros, disfrutando del silencio, o simplemente mirando "la lluvia caer..."
Después salen los “Directores” de estos bodrios nacionales, explicando cómo la hicieron, en qué pensaron al escribirlas (en la nada misma) y cómo llegaron a tal escena, qué lentes usaron, desde qué ángulo la toma. Pero… ¿y la historia? No importa? Puedes ser un excelente director pero si la historia es mala o no sabes contarla, no esperes los aplausos. No se puede ser carpintero y madera a la vez. Eso es lo que quieren ser los directores de cine hoy, por eso es tan malo lo que vemos: Los directores quieren ser además de directores, guionistas, porque SU película, para ser SUYA debe ser escrita por ELLOS. Porque no saben contar la historia de otro, como si SU historia fuera la más interesante, o mejor narrada, más cuando compruebas que en estos directores nóveles, los libros “ya fueron”.
Creo que para ser un buen director-guionista hay que ser un genio, y sabemos que en este mundo, los genios no abundan. Hay excepciones de directores-guionistas que han dado películas de gran calidad. Los directores del medio, no son genios, por lo tanto no son buenos guionistas. Sería bueno que ese complejo de superioridad que observo en los directores de cine en la Argentina (y en el resto del mundo también) sea tratada. Ya.
En la Argentina todos quieren ser delanteros, por ahí, sería mucho más interesante si descubrieran su propia capacidad y jugaran en el lugar en el que son buenos...
Si investigas en los últimos estrenos de este año, comprobarás que salvo dos o tres películas, los directores son los guionistas. De allí verás que en la mayoría de las críticas a estas películas, los críticos coinciden en decir “tiene tramos buenoss pero también cierta desorganización en la narración que los opacan”, y esta coincidencia no es porque sí, creo que es debido a la pretensión de los directores de cine argentinos a contar “lo importante que hay en sus corazones, lo fascinante, o lo tétrico”. Puede ser que tu historia personal sea interesante, pero a los cinéfilos nos interesa que a esa historia la sepas contar. Deja tranquila las pantallas, intenta leer más, reconoce que no eres un genio. Eres uno más de tanto. Sé consciente de ello. Si quieres llegar a ser un Coppola, Hitchcock, Stanley Kubrick, Scorsese o Kurosawa, acepta que necesitas de un guionista. Reitero, no quieras ser carpintero y madera a la vez. No mates a los autores y a la obra. Y si no tienes nada para contar, no lo hagas. No mereces que desperdiciemos nuestro tiempo en tus bodrios.

17 may. 2019

Llorar por llorar, no tiene sentido.

Llorar por llorar, no tiene sentido. Si vamos a llorar que sea con todo el cuerpo, en toda dirección. Por todos los motivos. 
Llorar hasta que nuestro llanto se convierta en mar y descubramos a las ballenas saltar en nuestro llanto, pequeñitas.
Llorar para salvarnos, de todo, de todos, incluso de nosotros mismos...
gifs posts - Illustration-ilustración

3 may. 2019

Antorcha

Puede ser que sea Mayo o tal vez Junio. Tampoco importa, aunque sea Julio.
La verdad es que son meses sin  edad. Sé que éste no lleva ere y es uno de cuatro.
El sueño hace que mis ojos caigan pesados. Brasas que arden entre mis párpados, pero la aurora promete un reino naranja. Eso me descansa, el saber a la luz colgada de una rama.
Me aferro a ella, no temo que se rompa.
Los árboles me dan confianza.
El rocío baila en el pañuelo celeste de mis lágrimas.

Mientras,  el cielo prende una antorcha  en el lugar de las sombras.


  




25 abr. 2019

Al margen de todo...

Al margen de todo, de la lluvia, de la ira, de los desacuerdos y de las esperanzas.
Al margen del cielo y de la condena, del dolor y de la inocencia.
Al margen del misterio, del displacer o de la misma existencia.
Al margen de cualquier celada, del más mínimo intento por seguir creyendo.
Al margen de los yerros y de los aciertos, de la liberación y de los deseos.
Al margen de todos los tiempos, de los alegres, de los tristes, de los vagabundos y de los perpetuos.
Al margen de las victorias y de tantas luchas siniestras, de la melancolía y de los descubrimientos.
Al margen de mi origen, del significado, de la pasión y de mi propio centro.
Al margen de todo, justo ahí...
me encuentro.

9 feb. 2019

Aquí el río y amanece


Febrero, rumor del alba que tiembla en el agua

Creí que era la noche la del silencio.
Ese silencio de agua quieta
o de flor muerta.

Pero es otro tipo de silencio.
Como el de la selva, esa, la de las sombras.
Un grito estalla entre las hojas.
La flor despierta, el agua corre
 y la selva ya no es sombra,
hace sombra.