Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2008

Entre tantos...

Imagen
Entre tantos años el segundo del encuentro. Entre tantos yerros tu palabra haciendo centro. Entre tantas sombras tu mirada titilando. Entre tantas preguntas tu respuesta esperando. Entre tantos sinsentidos tus manos emancipándome. Entre tantos silencios tu amor agasajándome. Entre tantos lugares elijo el de tus abrazos. Entre tantos universos elijo el de tus besos.

No ignores al poeta

Imagen
Mientras un poeta se haga oír, las palomas de lo incierto olvidarán por un rato su ritual melancólico del atardecer. La luz insistirá en perpetuarse para recibir lo que tengan que decir, a pesar de la huida de la tarde. La vulgaridad que se amontona en los silos de lo cotidiano será amordazada por un rato. La memoria dejará de aletear sin rumbo, atemorizada ante la posibilidad de hundirse en la nada, elegirá las utopías que le regalará el poeta. Desde el centro mismo del universo surgirá el llamado por la restauración del equilibrio. Se abrirán los mares de la soberbia para dar paso a mundos de paz Las ciudades ocultas alumbrarán sabiduría y el Apocalipsis será tan solo una palabra en desuso. Toda la niebla de la sinrazón probará por un instante lo bien que se siente extenderse al sol de la verdad. Cuando un poeta nos habla, nos interroga a la vez, con infinita paciencia, haciendo que el cielo salga victorioso entre tantas sombras que intentan fragmentar la esperanza. Por eso, no ign

Balada de otoño.

Imagen
Ha dejado de llover. Una nube con forma de pájaro se pierde entre las sierras. Sus alas abiertas obligan a seguir su vuelo. A surcarlo con el presentimiento. ¿Por qué me parece escuchar su canto tan lejano, si casi la puedo tocar? ¿Cuándo se hizo imperceptible aquello que buscaba mí lágrima? Cansancio de luna menguante. Silencio escondido en sus huellas aún frescas. Ahora es el viento el que tapa mi ancestral lamento.

Derrotero incierto

Imagen
Duendes sin pasado le traen recuerdos de mañanas sin llantos y descubren entre fantasmas dormidos las sombras de su destino . Ese que huele a derrota, a gorrión solitario, a naves sin itinerarios, a esperanza sin cielo, a caricias sin vuelos, a lluvia sin murmullos, a mundos sin horizontes, a sorpresas sin emociones, a rosas grises, a muerte de colibríes, a cielos restringidos, a sueños entumecidos, a sin saber para qué la vida, a miedos colgando de las horas, a turnos interminables de la nada. Ese destino que al despertar, descubre que ya es invierno, que de la ternura queda el silencio y de la vida otras tantas heridas. Todo queda al borde de él mismo...

Por si quieres saber algo de mí, te dejo mis imágenes. En ellas puedes descubrirme.

Imagen

Ritual de otoño

Imagen
Hay tanto de vos en este otoño que casi no escribo, no es necesario. El viento me regala caricias de azucenas en esta tarde de mayo. La pálida luz de aquella nube refleja el rubor primero. El silencio de esta plaza sin niños, me trae tu voz llenando mis vacíos y tus manos jugando con mi sombra. El ocre inunda las piedras, el parque, los pájaros, la risa y mi espera. Es mi color preferido, en él hay algo de final preanunciando bienvenidas. Es otoño, cae la nostalgia con la misma cadencia de aquellas hojas que mi vecina se obstina en barrer. ¿No sabe que la nostalgia amontonada se convierte en melancolía sin tiempos? Por eso no me gusta juntar las hojas, mi vereda es la única de la cuadra en la que el sol jamás duerme. Crujiente y dorado permanece mi mar ocre, esperando a que lo camine cual Moisés-mujer, imperturbable a los chismes de las mujeres del barrio. No me detengo a explicarles que lo mío no es abandono, lo mío es disfrute. Es un instante perfecto, irrepetible y anhelado. Un se

Serrat y yo...

Imagen
Nunca creí eso que dicen de los martes trece, pero hoy las malas noticias me desbordaron: Tornados, sismos, el volcán Chaitén, luchas innecesarias, estupidez en aumento de los que tienen el poder, desabastecimiento y miserias humanas por doquier. Esta ciudad me encarcela y mi río hace tiempo que no viene a rescatarme. Encuentro en unos de mis discos de vinilo a Serrat que me invita a olvidarme de todo. Acepto su invitación y la comparto con ustedes. Por ahí también les ayuda, a salir de la tristeza para reencontrarse con la magia otra vez. Un abrazo.

Sueños de finales abiertos

Imagen
Cuando la mañana muestra su andar felino entre las sombras aún despiertas, te descubro entre sueños de finales abiertos. Al recordarlos, mis sonrisas alardean de inmortales, alcanzándote allí donde no quieres mostrarte, donde no quieres coronar tu entrega. Es inútil que finjas trazar límites. Mis sueños son enemigos de cualquier tipo de fronteras, por eso sé que hay preguntas que jamás tendrán respuestas:¿Hasta dónde llegas tú y hasta dónde yo? ¿ Qué es lo mío y qué es lo tuyo? Irrealidad. ¿Dos existencias en una misma esencia? Cuando sueño contigo todo es magia en movimiento: Tu voz invadiendo mi decir, tus manos completando mis abrazos, mis pies uniéndose a tus pasos, tu piel respirando por mis sonrojos, tu sangre corriendo según mis antojos, el brillo de tu mirada dependiendo de mis ojos y la suave transparencia de tu silencio tallando cada suspiro con el que te reinvento . Es la víspera de un nuevo sueño. Pájaros de luces acompañan el preludio de nuestro encuentro.

¿Quién soy?

Imagen
Hoy fue el primer día de una actividad grupal. Generalmente, en este tipo de actividades, cada uno debe presentarse y decir quién es… Todos mencionamos nuestra profesión, datos personales y nada más. Me hubiera gustado contarles quién soy de verdad, el pretexto del tiempo no lo permitió, o quizás la timidez propia o la indiferencia de los demás. Querido lector, este post es un primer intento para que vos y yo salgamos del anonimato. Soy la que busca respuestas allí donde aún no nació la pregunta. Soy la que sobrevuela la tristeza en un barrilete poblado de risas. Soy la que, de ser necesario, camina por el fuego sin permitir que la duda la queme. Soy la que va más allá de las sombras porque presiente que las luces no se han ido. Soy la que escribe un millón de “te quiero” y los desparrama cual semillas de panadero. Soy la que prefiere marchar a la deriva a saberse siempre propietaria de la verdad. Soy la que alarga el paso cuando el llanto intenta postergar caminos. Soy la que no le

Angel del amanecer.

Imagen
Al trasluz de la noche descubro tus alas. Desafiando sombras. Haciendo visibles mis luchas ocultas. No te vayas... Aún no es hora de tu vuelo.