Entradas

Mostrando entradas de abril, 2008

Expiación

Imagen
Le dice: " La paz de tus miradas no está en tus ojos sino en lo que yo siento cuando me miras." Así nace el deseo, como avalancha sin paisajes, rechinando a su antojo el perdón en algún lugar sombrío. Gotea alegres sus besos, nada tiene de arrepentimiento, todo se mueve en lo posible. Se corona amante sin velos. La florece en caricias desde su largos cabellos hasta el precipicio. Racimos dorados se deslizan por su cuerpo. Tiembla la lluvia del olvido, como obligando recordar al ausente. Pero su boca descarga promesas nunca dichas, promesas de abrazos de un mundo de a dos. Ella sabe que cuando deje de besarla, sus dedos no resistirán... Otra vez el vacío.

Día del Animal. ¿Día del Hombre?

Imagen
Día del Animal... Día del Hombre. Porque al fin y al cabo ellos nos enseñan a ser más humanos. Les dejo los tres que me permiten este aprendizaje: Rumel Chungo Zeiba

Sombra y luz.

Imagen

La melodía y vos...

Imagen
Baja la tarde por el cordón azul de tu vereda. Espero… ¿Qué?, se preguntarán los que me ven abrazada a mis rodillas. No comprenderían si les dijera que anhelo que desciendas hasta mi pena, que cruces las galerías sombrías de las que cuelga el silencio y me ayudes a subir de dos en dos lo s peldaños de mi propio ser. No entenderían que estoy esperando como Lázaro, la resu rrección . Alguien se acerca… Es una canción perdida. Me dice que la melodía y vos ya no regresan…

Dueño

Imagen
Tiene un lunar justo donde no puede mostrarse. Algunos intrépidos llegaron a verlo, pero su urgencia animal, no les permitió reparar en su forma de corazón mutilado. Tú elogiaste su diseño, agotaste sus extensiones. Sin petulancias inútiles, le hiciste un poema y te apropiaste de él.

Caos aparente.

Imagen
En una nube de papel glasé vamos colgando las ilusiones. El aire se despabila buscando vientos que huelan a miel. En ese instante, dejo de hablar del “afuera” para navegar en dulces sueños promesantes de insensateces fecundas. ¿Quién dijo que el orden " siempre, siempre " es productivo? Creo que el caos también puede llegar a ser una fuente de riqueza inagotable. Hay un desorden sin forzar ni aprender. Simple como el más puro acto de amor. Un desorden que no busca agudezas mentales sino que está ávido de lo insólito e inesperado. Es el desorden de los sueños, ese que tanto trabajo le diera a Freud y a sus seguidores… Yo no me empeño en descifrarlos. No busco el porqué sueño que llego hasta la plaza principal de una ciudad desconocida... sin zapatos. No me importa si es síntoma de inseguridad, rescato la libertad que sentía al caminar descalza en los lugares prohibidos… es un desorden que va de la mano con el desasosiego, pero éste no oprime ni lastima, sino que es bienveni

Dedicatoria.

Imagen
A mi cárcel de uvas llegó a rescatarme este Soneto de Luis. Lo comparto con ustedes y les regalo mi "plenilunio alado" de anoche . UN SONETO AL AMANECER, PARA ALICIA MARÍA ABATILLI. Se retira la sombra que perece, cual si fuera un fantasma desalado; huye y se esconde al día, que ha alumbrado la sonrisa del sol... Es que amanece Una paloma blanca, ya aparece mensajera de amor embelesado, sin burla, ni ambición, ni gesto airado, ni brizna del veneno que envanece. Lleva en su pico el perfume alado de una magnolia viva, no marchita. Llega a lo alto, en vuelo enamorado. Se olvida de la tierra, que se agita... Y ya el soneto -Alicia- está acabado, si a la luz de una vela, el amor grita. Con todo mi cariño Luis Madrigal Madrid, 21 de Abril de 2008 http://luismadrigal.blogspot.com/

Pasa. Te esperaba.

Imagen
Hoy no escribo, prefiero agasajar tus senti d os. Te dejo frutas frescas y dulce de nara njas casero. Sírvete cuanto quieras. Estoy atrapada en un grano de uva. ¿Me puedes ver? Cuando salga de él, charlamos un rato ¿Sí?.

Mundo sin rasgos

Imagen
Salió tan rápido que no se percató que le ardían los ojos, creyó que era el humo de la fogata anterior. A los seis años escuchó por primera vez la palabra "miopía", desde ese instante aprendió que la realidad puede ser vista de muchas maneras. Cuando cambió sus "culos de botellas" por lentes de contacto, sus compañeros dejaron de llamarla “Casimira”, transformando la burla dura en admiración sincera. La mirada de ella los dejaba sin habla, desabasteciéndolos de todo intento de olvido. En realidad, no era la mirada sola, sino el juego de ésta con su sonrisa, la ronda de luceros que acompañaban el sensual dibujo de sus labios. La irritación persiste y decide quitárselas. No es una decisión cualquiera porque está lejos de su casa, perderse es la posibilidad más cercana, ella no puede leer el nombre de las calles, ni las discrepancias entre las mismas y las veredas. La certeza deja paso a los manotazos intentando hurgar el aire que indica la distancia entre ella y los d

La quema de recuerdos.

Imagen
En el límite exacto donde termina el llanto y empieza la nostalgia, descubre que está cansada de ser la de siempre. De que lo no dicho se acumule en el altillo del después y amenace con caérsele encima en cualquier momento. Está harta de su recuerdo, de que la vigile desde esa vieja fotografía, como si aún se creyese con derecho a inspeccionarla… Ver alguna carta o los carteles ingenuos con los que intentaba sorprenderla de vez en vez, son un motivo para que sus lamentos sin vadazos intenten encharcar su presente. Decide dejar de atizar a la soledad, por ello enciende una fogata con todos los “no” crujientes, con su enajenación, el catálogo de los fragmentos de su amor y sus “te kiero” tendidos en el alambrado de la duda. Avivan la hoguera una brújula señalando la tristeza recorrida estos últimos años, las pesadillas cotidianas al intentar nadar allí donde el río ya estaba seco y las anteojeras que le impedían ver el sinsentido de sus esfuerzos. Como sucede en algunos infiernos, compru

Circo romano

Imagen
Soporto la banalidad de estos tiempos casi con estoicismo, pero cuando se la toman con nuestra historia me enfurezco. Ahora está de moda que los que dicen ser “historiadores” hagan de su materia de estudio, un vulgar chismorreo, seduciendo al público al “revelar secretos a voces”, discerniendo si Belgrano era gay o no, si a San Martín lo engañaba la mujer, si Alberdi era misógino o si Sarmiento tenía problemas de erección…. No sé qué está ocurriendo en las actuales facultades o profesorados de historia, pero imagino que los egresados que destacan en la televisión, es porque descubrieron que el secreto está en seguir entreteniendo a la plebe, el circo romano en auge, espectáculos gratuitos que evaden a los televidentes de los verdaderos problemas sociales, sin ser conscientes que son controlados por el “emperador” de turno. El ocio de los argentinos, poderosa arma de dominio, el ilustre gobernante descansa tranquilo, encontró la forma de controlar las insurrecciones populares. Por suert

...

Imagen

Faro de ausencias.

Imagen
Él vive en un agujero negro, al fondo del mismo. Sin saber cómo, le llega el eco de una voz serena. El recuerdo clava dardos de urgencia en su cuerpo tatuado por las sombras. Sabe que ella lo llama, cor re a su encuentro pero tanto tiempo de rodillas lo hace tropezar con su propio miedo… Allí, al final del agujero se asoma ella, mirándolo desde el siempre, escuchando sus silencios, reflejando su belleza. Ambos se presienten, pero es tan difícil no perderse en ese agujero negro… Ella hace de su sonrisa de luna, un faro, para que él no se pierda en cuevas de las que cuelgan mil dudas. Tarda en descubrir que su amor ya no titila como antes. Colapsa una estrella en la zona de los imposibles...

El lugar de las alas rotas.

Imagen
Mujer. Mujer y basta… La que no siempre puede explicar lo que le sucede o reacciona como no debe. Se pregunta “¿estoy loca?”, pero no, no lo está. Por ahí de tanto amar a quien no debe, termine loca. De tanto dudar en el próximo minuto no aproveche este segundo. Mujer que ya no llora... Volcán y tregua. Amor y entrega El antes sobrepasando el ahora: “¿Estaré envejeciendo?”. Hoy busca la paz la que ayer fue guerrera. Hoy lo perdona todo, antes acumulaba venganzas. Quiere regresar al principio. Acurrucarse en el regazo de la inocencia y abandonar allí sus alas rotas…

Consejos para seducir...

Imagen
Hace tiempo que Andrea no ríe por dentro. Cada tanto, se atreve a soltar una carcajada pero es pura cáscara, es un esfuerzo que agiganta la distancia con la mujer que supo ser. Andrés ya no le parece divertido, aquello que antes le resultaba diferente, hoy la cansa… Hasta la coincidencia en los nombres ya no le significa nada, pretexto por el cual comenzaron a salir. Sus amigos y parientes critican las actitudes de Andrés, su grosería inagotable. Andrea, para justificarlo, afirma que esa forma de ser de él, la ayuda a desinhibirse. Las invitaciones siempre son para ella sola. Y duele… duele sentirse dividida. Algo la atrae de este hombre, algo que aún no sabe explicar. Como toda mujer que se precie, se propone cambiar la forma en cómo lo ven los demás… quizás si él fuera más dulce con ella, los otros lo tolerarían mejor. Quizás la del problema es ella, no sabe cómo seducirlo. Ahí toma fuerzas, presiente que es más fácil un cambio en ella que cambiarlo a Andrés… otro pretexto. Acumula l

Aviso clasificado::

Imagen
Anoche soñé que leía un diario en el que publicaban el siguiente aviso, en el rubro Inmuebles-Alquiler: "Alquilo un país en el que aún hay todo por hacer. La ubicación es excelente, campos fecundos, ríos que se niegan a ser contaminados, ciudadanos que defienden utopías, niños con la sonrisa al sol y la belleza caminando descalza.. El alquiler se realiza exento de hipotecas (ya no queda ninguna por hacer) y de promesas sin cumplir (los que las hicieron huyeron al lugar donde van todos los saqueadores de países...). En esta tierra la abundancia hizo su nido, pero siempre falta el pan... Condiciones de alquiler: A)El contrato se hace por dos años, pudiendo por única vez renovarlo por otros dos, comprobando previamente que el país se encuentre en óptimas condiciones. B)El pago puede ser con: ESPERANZA: al contado o financiada, JUSTICIA de manera inmediata, HONRADEZ y DIGNIDAD en el momento de entrega. C)El interesado debe dejar como seña Las GANAS DE TRABAJAR EN SERIO POR Y PARA TO

Hay días...

Imagen
Hay días en los que uno quiere tomarse todo el sol, despacito, con cautela pero con fruición, haciendo ruido, como cuando niños tomábamos la sopa… Esos días invitan a recorrerlos siempre en subida, a contra pelo de la amargura cotidiana, perderse en las emociones primeras, las que nos hacían crear aventuras increíbles de tan solo escondernos tras las sábanas tendidas por mamá… el viento hacía el resto. Esos días en los que uno necesita limpiar de zonas grises el corazón, baldear la acera de la esperanza y dejarla ser… Días abridores de jaulas, las de todo tipo. Esos días somos profetas en nuestra propia tierra y nos animamos a colgarnos un calidoscopio para comunicar a los demás nuestros mundos posibles. Días en los que necesitamos de alguien para compartir la travesía, aunque ese alguien sea Otro y por ser tal, posiblemente seamos nosotros mismos. No importa, lo que sí importa son las hogueras nuevas que vamos prendiendo en el camino para señalizar los momentos celebrados en cada encu

Entre sueños...

Imagen
Read this doc on Scribd: Entre sueños

Allí te encuentro...

Imagen
Candilejas titilantes de ternura, tus besos perdiéndose en aguas claras, tu entrega ignorando mi grito de marea alta. Nada sabes de mí. Ni siquiera sospechas las puertas que he cruzado, los sueños que dejé correr, los lugares en los que me escondo, los agravios reales y de los otros. Tantos fantasmas silenciosos o despedidas innecesarias, hacen que hoy quiera perder este viaje. No quiero herirte, amor, no quiero dejarte esperándome con tu cuerpo de adolescente en celo, con tu risa de amigo viejo. No quiero descubrirte buscando el viento en las caracolas marinas, goteando veranos que hieren secretos. Mientras tanto, tejo ensueños con las lágrimas que sobreviven al milagro de mis anhelos cargados de polen: Regreso al destino de la piedra, allí donde el mar te nombra, donde la soledad se disfraza de espuma y el agua desdibuja huidas. Regreso donde cantaba tu voz, allí donde abandoné mis deseos inmersos en el musgo del olvido. Justo allí donde me duele el recuerdo, allí te encuentro...