Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2008

Libertad del punto y aparte.

No temas si estoy en silencio. Hoy soy algo así como un cuaderno repleto de frases desordenadas. Ando buscando la forma de tejer mi propia historia. Hay borradores que debo eliminar. Capítulos enteros que hasta hoy no le había dado importancia, ahora busco la manera de otorgarles fuerza de prosa. A otros agregarles unos puntos y comas, algún que otro signo de interrogación, unos pocos de exclamación. Si no escribo es porque justo me encuentras en la difícil tarea de darle libertad al punto y aparte…

Tu voz...

Imagen
No quería saber cómo eras, prefería que siguieras siendo palabras, alguien que indagaba en una sucesión de comentarios y nada más. Pero me dejas un mensaje de voz y todo cambia, me desguarnece, me atrapa. Escucho una y otra vez ese mensaje, quedo en él, inmovilizada, abrazada por una voz, encantada, fascinada. Mariposa frágil ante el verano indócil, lluvia grácil después de tanto desierto caminado. Me viste de alegría tu voz, me gusta saberla abridora de mañanas. Las estrellas dejan de titilar cada vez que la escucho y el cielo se multiplica en racimos de esperanzas. No quiero saber nada más de tu persona, necesito quedarme con tu voz. No insistas, prefiero que cada palabra tuya siga decantando dulcemente en mi fantasía, no quiero que la desesperanza desborde en tristezas, temo que la certeza me niegue esta mágica melodía. Deja que mis deseos se desboquen en loca carrera y que mi imaginación se pierda en lo posible, hoy no tengo tiempo para comprobar cuánto hay de cierto entre mi ilus

Mi advertencia

Imagen
Antes de entrar a mi vida, te advertí: "No volverás a ser el mismo, luego ..." Quise protegerte del futuro, el deseo que tendrías de regreso y no alcanzarme. Te dije que una mujer extraña, que ríe sin saber de qué, que habla con las flores y los gorriones, que lee cuando quisieras que no, que escribe papelitos en una letra que nadie entiende y que parece como si no estuviese en ningún lugar, pero siempre está presente. Es una mujer peligrosa, de esas que no se olvidan. Una mujer  que no separa el alma del cuerpo, todo lo vive intensamente, llora y se emociona con un atardecer, que escribe versos raros y que canta aunque su voz sea difícil de compartir. Una mujer que pelea por las causas justas y que sufre por los países saqueados, que no discute de política, porque ella misma es política. Que no comulga con los ruines, los corruptos y los que permiten que mueran niños y ancianos de hambre cuando tienen en sus manos el hacer y el poder. Dicen por ahí "quien advierte

Cielo-rayuela

Imagen
Cada vez que me descubro indefensa ante la mentira del otro pienso que debería intentar comenzar el lento aprendizaje de la desconfianza, pero como soy una soñadora a tiempo completo no puedo aceptar tal aprendizaje. Quizás la negación hace que siga creyendo una y otra vez… ¿O quizás esta suerte de innatismo de la credulidad es una protección natural para la tristeza crónica? De todas formas, el tiempo comparte los mismos misterios con el rocío y las sombras de tantas noches permanecen en su obstinada pretensión de ganarle al día. El mundo sigue jugando a la rayuela y el CIELO, como nos decía Cortázar , es tan difícil de alcanzar…

Libertad acorralada

Imagen
Unos niños bajaron de la montaña asustados, diciendo haber encontrado una cueva de donde brillaban luces extrañas, voces desconocidas los llamaban, risas inciertas los buscaban. Nadie les creyó, “juegos de niños” dijeron. Al tiempo un anciano bajó con la misma novedad, “cosa de viejos” respondieron. Pasó un mes y una pareja de enamorados llegó al pueblo anunciando lo mismo… “ocurrencias del amor” otra vez… Al fin, el sabio del pueblo que se enteró tarde del tema, porque así son los sabios, tanto andar en otros mundos poco saben de la realidad, decidió armar una comitiva e ir a ver qué pasaba “para que el mito no se instale” dijo, muchos no sabían quién era el señor Mito pero por respeto decidieron seguir su consejo. Al llegar al lugar citado por los demás se encontraron con las luces, las voces, las risas. Ninguno dijo palabra, sólo atinaron a correr montaña abajo pero en silencio esta vez. Cuando los otros pobladores les preguntaban ellos quedaban mudos… Esta forma de evadir la verdad

Invitación

Imagen
Vamos a liberar mariposas que volarán con cada suspiro nuestro, amémonos como si ésta fuese la última de las noches . Con cada beso, un girasol se abrirá allá lejos, hasta ser cientos, miles, todos perfumaditos de encuentro. Cada abrazo traspase el universo y gire buscando otros universos. Basta de lenguajes extraños, el único claro es el de la caricia sin tiempo. Reconozcámonos en nuestras miradas, vestidas de orquídeas color esperanza, desatemos los nudos de la nostalgia, vayamos en nuestra alfombra mágica a buscar otras alboradas. Superemos todas las trampas para los enamorados, que los ángeles tristes no golpeen nuestra alegría, que todo sea un camino bordeado de versos. Vamos a vitorear a los sueños, allí donde la poesía se encuentra con lo más humano, olvidémonos de nosotros mismos. Si quieres por esta noche, convirtamos este páramo en una bendición perpetua para que la traición quede encerrada en otro cielo y no podamos escuchar sus ruegos… Coincidamos en el mismo refugio para

No sé nada...

Imagen
No sé nada, ni siquiera lo que creí saber, hoy no es cierto. De mis pasos apenas me queda el bosquejo, los intentos han sido muchos, algunos fracasos que no son tantos, algunos amores que no presienten el olvido, mariposas en la melancolía que aún giran. Importancia de lo que vendrá más allá de lo ocurrido, zonas oscuras que prefiero que queden así, finales felices y de los otros, tener el coraje de aventurarse en lo desconocido, muerte al miedo a pasar vergüenza, desalojo de los jamás, volver a intentar a ser equilibrista en este circo, darle lustre a los siempre por si acaso… sabiendo que no sabemos nada, apenas algo de esta vida, ni siquiera podemos predecir el tiempo, todo es a puro instinto y nada más. Saber que la vida es eso, un momento más que nos acerca a lo finito, una danza de la fortuna, donde a veces tenemos suerte otras quedamos últimos en la fila, a veces somos los grandes celebradores del amor, otras morimos por él, ahí nos sentimos vulnerables, diminutos, frágiles…

Presentimiento

Imagen
El eterno retorno a la tarde aquella que decidió por ella más que por él, hace que comprenda que su vida nada tiene que ver con lo lineal. Una y otra vez sus pies buscan aquellas huellas, que de tanto repetirlas, se fueron profundizando hasta caer en ellas. Quizás el viento del desierto es el que siempre lo impulsa a buscar el oasis prometido. Teme que este oasis sea otra gran mentira. Sí, quizás sea el viento el que le haya secado las lágrimas. De todas formas la tristeza hace lo suyo humedeciendo su esperanza agónica… Lejos, muy lejos presiente que alguien viene a su encuentro, alguien desconocido pero ansiado a la vez…

El sueño del abuelo

Imagen
"-Abuelo soñé que la tierra se moría, tengo miedo-" - No llore mi niño lindo, eso no es cierto. Le voy a contar cómo será el mundo dentro de un tiempo- Será un mundo en el que la tristeza quedará en suspenso. Las pasiones se abrirán con el primer rocío y los labios se prepararán para el beso. La desconfianza se irá con el silencio, lejos muy lejos. Se ahogarán los espejismos en su propio reflejo. Los trenes no sabrán de estaciones ni de regresos. El motivo principal para las manos será la de dar abrigo. Los relojes esconderán la prisa, porque el tiempo se regirá por el de cada sonrisa. Nadaremos sin miedo a lo profundo. Nadie tendrá miedo a quedar dormido. Los otoños sembrarán de dorado el trigal de nuestros sueños. Las mariposas vivirán mil años y las fieras silenciarán su rugido. De la ausencia no se tendrá más noticias porque se habrá ido en la última nave con rumbo al olvido. El amor descubrirá que en el presente se vive mejor que en la espera, comprenderá que no se justi

De las caricias

Imagen
No es poca cosa ser una caricia, cualquiera sea ésta: Breve, profunda, limpia, sincera, amante. Caricia de abuelos, de niños, caricias de madre. Caricias que vuelan distraídas, bien intencionadas, Caricias entre las sombras o a pleno día Caricias robadas, caricias ganadas. Caricias que traen más caricias. Caricias del sol de invierno al mediodía. Caricias de la luna y sus tantas rondas… Caricias-mariposas, las de la brisa. Caricias sonrisa, caricias mirada, caricias palabras. Caricias que no discriminan razas, edades o linajes. Caricias que duelen porque señalan despedidas Caricias que conmueven porque son anheladas. Caricias jamás dadas pero tantas veces soñadas. Caricias cosquillas, caricias recuerdo. Caricias consuelo, caricias acierto. Caricias salvadoras, caricias que recobran confianza. Caricias portadoras de vida entre tanta desesperanza. Sí, no es poca cosa ser una caricia…

Psicoanalistas a sus zapatos...

Quien diga que siempre, siempre está bien se miente a si mismo. El ser humano es complejo y por tal no puede experimentar una sola emoción, hay tantas en él, a veces no las reconoce, ese es el problema. Sí pueden predominar unas sobre otras, pero muchas veces las que andan ocultas son las que más molestan. Según parece el hombre está condicionado a sus primeros cinco años de vida, allí se estructuraría toda su personalidad, eso lo dicen los psicoanalistas y de ahí no los sacan… Cuando hablo de las primeras experiencias infantiles y del inconsciente no puedo dejar de hablar de don Freud. Yo me pregunto ¿qué pasaría con él si viviera en este siglo, en el que los investigadores han dado en llamar el siglo de la Genética ?. ¿Qué pasaría con su teoría de la homosexualidad, el complejo de Edipo y demás yerbas cuando se vayan revelando estos misterios, no ya a nivel de lo inconsciente sino a un nivel mucho más real? ¿A quien cargaría la culpa? Los padres ya no se serán los culpables de todas

Río de escamas

Imagen
A veces creo que el dolor va haciendo crecer en algunas personas algo así como pequeñas escamas, cada vez más duras para ser penetradas. Nada los conmueve. Los otros tendrían que saber muy bien dónde pegar para lograrlo, pero ellos se encargan que nadie lo descubra. Cada vez que evidencian que alguien "duele", cierran esas escamas-coraza a voluntad, como para no contagiarse, para no ser vulnerables quizás. Llegará algún día que de tanto amontonar dolor, las defensas colapsarán y ahí sí veremos cómo se van desgranando en lágrimas, hasta convertirse en un río de escamas.