4 may. 2012

PERDÓN

A quién corresponda, le pido perdón…
Mas, no aguanto vivir por vivir.
Me pesan las alas…
He caído en el barro y mis lágrimas se confunden con él.
¿La Creación? no encuentro explicaciones…
Tantos colores, tanto aprender el vuelo,
para morir al final del día, es todo un desperdicio.
Es más fuerte la muerte…
La vida es sorda. Apenas juega con nosotros unos segundos
y, tras mirarnos, deja de hacerlo de frente…
Todo es vacío, todo tiene forma de sepultura.

14 comentarios:

Alicia María Abatilli dijo...

Amigos de mi país, no teman, no es esta poesía expresión fiel de mi ánimo presente.
Esta entrada nació inspirada al encontrar a la mariposa de mi fotografía, a la cual encontré muriendo en el barro.
Les dejo un abrazo.
A intentar mantener la alegría intacta por favor.
Alicia

Pluma Roja dijo...

Buena aclaración, pensé en una mariposa o en una flor que parece mariposa y aquí en mi país le nombran amor de un día porque nace hoy y muere mañana.

Buen post. Alicia.

Saludos.

Lapislazuli dijo...

Flor de susto me diste, significa que tiene toda la profundidad y realidad de la muerte.
Un abrazo

Rafael dijo...

Como poema y vivencia de esa mariposa encontrada lo tomo, pero también puede ser una metáfora de tantas almas que buscan esa respuesta de la vida que no les llega y que piden y buscan incesantemente.
Lindo escrito Alicia,
un abrazo en la noche,
Rafael

Hugo Luna dijo...

en verdad el poema... es un grito de vida... salud amiga.

Francisco Espada dijo...

Muchas veces no encontramos explicaciones, pero la muerte es consecuencia de la vida, y así todos sus avatares. Saludos.

Man dijo...

El amor es más fuerte que la muerte, y ni el fuego ni el agua lo apagarán. No importa el tiempo; cien años pueden ser un día y un día cien años. Lo que importa es cómo hayamos llenado nuestro tiempo; cuánto hemos amado.

Carlos Enrique Cartolano dijo...

Me he aliviado con tu aclaración, aunque razones de sobra no le faltan al poema, claro. Gracias!

Eastriver dijo...

El comentario nos sosiega. De todas formas yo no me lo tomé como verdad biográfica, sino como sorprendente análisis poético. "Tanto penar para morirse uno", que dijo JRJ. Besos.

Eastriver dijo...

Y lo del dios de las mariposas... parece un título de novela de los jóvenes narradores indios, jaja, no? Otro abrazo.

Alberto del Río Medina dijo...

Alicia, vengo del Blog de Luis Madrigal, por mediación del cual descubrí el tuyo. He visto hoy mismo allí el enlace a esta misma entrada tuya y, creo que en el poema y en el video que él publica, puede encontrarse la solución. Esa mariposa que arrastra sus alas en el barro, sin duda es una víctima y, sin lugar a ninguna duda, las mariposas también son criaturas de Dios.Pero no necesitas pedir perdón a nadie por esos negros nubarrones que a veces se ciernen sobre todos. Como dice Luis en su poema de hoy, apenas es un simple instante y de nuevo la Esperanza ocupa el primer plano de nuestra vida. Con todo mi afecto, desde el Canadá, Alberto del Río

salud equitativa dijo...

hay mariposas de sueños,
hay otras que portan truenos,
no es bueno vivir sin consuelo,
como tampoco respirar sin verbos...

anduve colectando recuerdos,
entre alambradas y potreros,
allí perdí mi sombrero,
pero mi inocencia aún sostengo,
soy humilde con sosiego,
hasta que me convoquen al regreso...

Mientras tanto no me olvido,
que Dios es para todos abrigo,
las mariposas marcan el ritmo,
de las brisas en los destinos,
lo demás es tarea de hadas,
mientras los ángeles abren caminos...

la vida tiene en sus vueltas,
líneas que nunca son derechas,
lo que se teje de noche,
suele convertirse en derroche,
por ello es prudente que la huella,
cuando halle su senda... la abroche.
Mayo 06, 2012.-
Un abrazo andino.

ANTONIO CAMPILLO dijo...

La vida, querida Alicia, es el único bien que poseemos.
Vivir implica poder pensar, pensar sentir, sentir vivir. Círculo cerrado. ¡Vivir para vivir!
Sólo con poder mirar a esa mariposa tuya se vive.
Sólo con ver la Naturaleza se vive.
Sólo con apreciar el esplendor de un amanecer o atardecer se vive.
Sólo con besar las lágrimas de quien no quiere vivir se vive.

Un fuerte abrazo, querida Alicia.

TrovayMas dijo...

Me recordó a un poema que amo de Clarice Lispector: ""No sé amar a medias, no sé vivir de mentiras, no sé volar con los pies en la tierra.".
Esto quiere decir que también amo tu poema porque me identifico.
Saludos.
Te invito a mi Blog: http://trovadicta-trovardiente.blogspot.com/