17 oct. 2017

Una nube, el molino.


Ord Sunset | Nebraska windmill

Una nube se aferra a la rueda del molino. Intenta girarla. No puede. Otra cosa sería si fuese viento. O lluvia. 
Hay días que nunca despiertan.
Esos en los que la infancia busca una música o un pájaro que la ayuden a colarse por el tiempo o por un poema. 
El mío, el que no llega.

4 comentarios:

Rafael dijo...

Llegará, no lo dudes.
Un abrazo.

Sneyder C. dijo...

Solo esta adormecido esperando colarse ese poema que ingrávido flota tras la nube…

Un cálido abrazo

Pablo Elías Chudnobsky dijo...

llegara, alicia querida, llegara, hay que esperar que la rueda se detenga donde debe...mereces que llegue...

Alfred dijo...

La nube seguirá esperando, para acompañarte en tu poema.
Besos.