18 ene. 2018


Sí,
voy a moverme hasta el poema. 
Sí, 
dejaré de ser silencio.

Isla´s

1 comentario:

Luis Madrigal Tascón dijo...

No podrás nada contra ninguno de estos dos "síes". Contra el primero porque ya estás en él, en el corazón mismo de un gran poema. El famoso verso de Becquer, tan conceptualmente impreciso siempre, vale por una vez. Contra el segundo, tampoco podrás nada, porque el silencio no es otra cosa sino el murmullo del viento. Un beso, Ali.