12 may. 2018


3 comentarios:

Sara O. Durán dijo...

Pobrecitas, también las sombras tienen su corazoncito, Ali :)
Cariño con anís.

Pablo Elías Chudnobsky dijo...

ali.....años cantando...para iluminarte...je je

Alfred dijo...

Ya no quedan ni sombras.