22 mar. 2018

Viajera

DON'T WAIT...LIFE GOES FASTER THAN YOU THINKTan cercana como la lluvia y la nostalgia.
Distante como el pasado, mucho más el futuro. 
Libre, pasajera de una tierra sin nombre.
Los paisajes muestran rincones habitados por  fantasmas.
Todo parece conocido, pero de un soplo cambian brisas por relámpagos.
Un rostro, uno solo le indica que ha llegado.
Todo es viento, pero ella (ahora) es luz.

5 comentarios:

Sara O. Durán dijo...

Bello poema.
Seremos luz (espero que sí) Lo de aquí es tránsito y muy hermoso es el andar.
Un fuerte abrazo, amiga y vecina.

Rafael dijo...

Y esa luz estará en todas partes, seguro.
Un abrazo.

Alfred dijo...

Un traspaso definitivo, un adiós cierto, un cambio sin vuelta.
Saludos.

Navegante dijo...

Buen arranque, cuando uno ve un verso de inicio seductor como aquel... "tan cercana como la lluvia y la nostalgia" ya no se puede desprender de su lectura.
Bello y luminoso del principio al final.

EL BUSCADOR DE ... dijo...

Atravesó los océanos dejándose llevar por el viento, en el trayecto se fue desprendiendo de la ropa, los cueros, las vísceras, el esqueleto... solo le alcanzó una caricia con el último verso: ¡te quiero! Después el cero. Valió la pena: ¡tocó el Cielo!